Archivo de la etiqueta: Pasos de la Exaltación

Pasos de la Exaltación de la Cruz en España (XXVI). Valencia

El paso de la Crucifixión del Señor de Valencia representa realmente el pasaje de la elevación de la cruz, por eso lo incluimos en este monográfico. El paso se estrenó en 2003, tras un largo proceso de refundación de la Hermandad iniciado en 1995.

Los escultores elegidos para realizar el paso fueron Rafael Grafiá y José Vicente Grafiá, padre e hijo, ambos vinculados con los ambientes artísticos de Valencia. Rafael Grafiá ha sido un reconocido imaginero durante la segunda mitad del siglo XX, mientras que su hijo es profesor de escultura en la Facultad de Bellas Artes de Valencia.

Crucifixión del Señor, Valencia 1

El grupo se compone de cinco imágenes a tamaño natural en madera policromada, siendo la central Cristo Crucificado. Cuatro hombres tratan de izar la cruz para clavarla en lo alto del Calvario. La imagen de Cristo está ladeada, vencida hacia la parte derecha, lo que le presta verosimilitud a la escena y a la vez un forzoso punto de vista lateral del paso. El Cristo mira al cielo y está clavado a la cruz por las muñecas. Cada una de las cuatro figuras que lo elevan representa a uno de los pueblos que confluían en Judea en tiempos de Jesús. Así, uno representa a un romano, lampiño, con el torso desnudo vistiendo únicamente un faldellín; otra de las figuras encarna a un egipcio, de tez más oscura que viste una túnica azul provista de adornos con motivos decorativos del país del Nilo; otra es un hebreo, barbado, luciendo el tradicional pañuelo rayado ceñido por un cordón; por último, la imagen de un griego, también con barba portando túnica y manto sobre ella. El conjunto ofrece una escena de gran dinamismo, en la que cada imagen realiza una función esencial interconectadas entre sí.

Las policromías al óleo usan colores contrastados para los ropajes, y carnaciones morenas para las pieles.

Crucifixión del Señor, Valencia_1.jpg

El paso fue bendecido en 2003 por el obispo auxiliar de Valencia, don Esteban Escudero. Sale en procesión cada Sábado de Pasión portado por costalero, y repite salida el Viernes Santo en la Procesión General del Santo Entierro que recorre los distritos marítimos del Grao de Valencia.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Monografías

Semana Santa 2016: los pasos de la Exaltación dispuestos para las procesiones

Os dejamos algunas fotos más de los pasos de la Hermandad de la Exaltación de Tarancón el Martes Santo de este año 2016, preparados ya para participar en sus respectivas procesiones tras la puesta en andas del Cristo de la Exaltación el Lunes Santo por la noche.

Cristo de la Exaltación y Virgen del Dulce Nombre, Tarancón_1.jpg

Las podéis ver en la Galería III.

Deja un comentario

Archivado bajo Cofradía

Conferencia “La Exaltación de la Cruz en el Arte” el sábado 27 de febrero en la Asunción

El próximo sábado 27 de febrero a las 18,30 horas tendrá lugar en la Parroquia de la Asunción de Tarancón la conferencia “La Exaltación de la Cruz en el Arte”, a cargo de Félix Montoya Sánchez.

En esta conferencia se hará un recorrido, con apoyo audiovisual, del origen y desarrollo de la escena iconográfica de la Elevación de la Cruz, una de las escenas de la Pasión de Cristo, y en particular la que se recoge en el paso de Semana Santa taranconero realizado por el escultor conquense Vicente Marín entre 1991 y 1998.

Conferencia_Exaltación

La conferencia se ofrece dentro de los actos del 25º Aniversario de la Cofradía de la Exaltación de la Cruz de Tarancón.

Deja un comentario

Archivado bajo Cofradía

Pasos de la Exaltación de la Cruz en España (y XXV). Jumilla

La Cofradía del Rollo de Jumilla encargó al escultor murciano José Antonio Hernández Navarro el paso de La Elevación de Jesús a la Cruz, que fue estrenado en la Semana Santa de 2008. Está compuesto de cuatro imágenes: Jesús Crucificado y tres soldados, que escenifican la elevación de Jesús clavado al patibulum (palo horizontal de la cruz) e izado al estípite (palo vertical), con un sistema de cuerdas y poleas por dos de los soldados, mientras el tercero espera en el suelo con dos clavos en la mano, para fijar sus pies al poste. Toda la obra ha sido realizada en madera de cedro real del Canadá.

Por su originalidad compositiva es uno de los más singulares pasos de la Exaltación que hay en España, que pretende un acercamiento a los sistemas reales de crucifixión que utilizaron los romanos en su época.

Este Paso sale en la Procesión del Calvario el Viernes Santo por la mañana, y está portado sobre carroza de ruedas.

Deja un comentario

Archivado bajo Monografías

Pasos de la Exaltación de la Cruz en España (XXIV). León

El paso de la Exaltación de la Cruz de León es del año 2000, obra del escultor sevillano José Antonio Navarro Arteaga. Representa el momento en que Cristo es elevado en la Cruz, en presencia de un soldado romano que de ese modo certifica la condena a muerte. Dos sayones tiran de las sogas para izar la Cruz, mientras que un tercero mete el hombro para equilibrar el madero.

Los personajes tienen un gran dinamismo y movimiento, siendo todos de talla completa en madera de cedro policromada.

Pertenece a la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno de León, la que más pasos tiene de España (13 pasos en total), y participa en la Procesión de los Pasos del Viernes Santo por la mañana.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El paso pesa 1.200 kg. y es sacado en procesión a hombros por 96 braceros. (Fotos tomadas de la web de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno de León)

Deja un comentario

Archivado bajo Monografías

Pasos de la Exaltación de la Cruz en España (XXIII). Marbella

El paso del Stmo. Cristo de la Exaltación de Marbella (Málaga) es obra del escultor malagueño José Dueñas Rosales del año 1996.

El conjunto está compuesto de cuatro imágenes: Cristo Crucificado, casi erigido por completo en la Cruz, dos sayones que tiran con sogas de la cruz desde delante y un soldado romano en la trasera del paso, con lanza y que porta en la mano la túnica de Jesús.

Pertenece a la Cofradía del Stmo. Cristo de la Exaltación y María Stma. del Calvario de Marbella, que lo saca en procesión cada Jueves Santo a hombros de 90 hombres de trono.

Deja un comentario

Archivado bajo Monografías

Pasos de la Exaltación de la Cruz en España (XXII). Requena

La Cofradía del Descendimiento de Cristo de Requena (Valencia) saca a las calles de la ciudad el paso de la Exaltación de la Cruz, por primera vez, en 1996. Las figuras que lo componen son cuatro, Cristo Crucificado, la Virgen María arrodillada a sus pies, y un sayón y un romano que tiran de la cruz con sogas. El conjunto es obra del escultor valenciano Fernando Nácher Celaya, que las realizó en madera policromada.

El paso fue realizado en dos fases, en 1996 se adquirieron el sayón y el romano, que sirvieron para montar la escena con un Cristo preexistente. En 2001 se incorporan la imagen del Cristo y la Virgen María.

Es sacado en la procesión del Jueves Santo por la tarde, portado sobre los hombros de cuarenta banceros.

Deja un comentario

Archivado bajo Monografías

Pasos de la Exaltación de la Cruz en España (XXI). Cieza

La Hermandad de la Magdalena de Cieza (Murcia) adquirió en 1994 su segundo paso, la Exaltación de la Cruz, que constaba de siete imágenes realizadas en resina de poliéster, una de las nuevas técnicas escultóricas introducidas en la imaginería a finales del siglo XX. Los personajes son Cristo Crucificado, tres sayones, dos tirando de la cruz con cuerdas y otro empujando bajo el madero, la Virgen, San Juan y la Magdalena arrodillada.

El paso no gustó desde el primer momento. El problema no era el material con el que estaban realizadas las imágenes, sino la escasa expresividad y el parco modelado de las esculturas. Tres de ellas fueron modificadas un año después por su propio autor, el escultor ciezano Antonio Martínez Villa, afincado en Granada. El paso desfiló entre 1994 y 1999 en la Procesión del Penitente de la mañana de Viernes Santo, sacado a hombros. Pero se decidió suprimirlo de la procesión por las críticas que recibía.

Actualmente está desmantelado, guardándose los sayones en la Casa de los Santos (Sede de la Junta de Hermandades Pasionarias de Cieza) y el Cristo en la Casa de Hermandad de Santa María Magdalena de Cieza.

Deja un comentario

Archivado bajo Monografías

Pasos de la Exaltación de la Cruz en España (XX). Tarancón

Nuestro paso de la Exaltación es obra del artista conquense Vicente Marín. El  Cristo tiene una cuidada anatomía y la cabeza ligeramente levantada, rostro serio, casi griego por la falta de sentimientos, y una cabellera muy corta. Su cruz está en una posición bastante elevada, para favorecer su contemplación desde el frente. Los sayones, en número de tres, se sitúan bajo la cruz, elevándola por la acción de sus manos, y con la ayuda de escaleras y pértigas. Completan la escena un niño arrodillado con los instrumentos de la crucifixión (martillos y clavos), y la imagen del Buen Ladrón.

El paso tardó en realizarse siete años, desde 1991 hasta 1998, debido a la falta de dinero de la cofradía, que fue encargando las imágenes según iba disponiendo de efectivo. Las esculturas están realizadas en madera de abedul, tilo y cedro. Sale en la procesión de Jueves Santo portado por 50 banceros.

El paso está cargado de simbolismos. Lo primero que el espectador puede apreciar es que las líneas compositivas del paso de la Exaltación de la Cruz de Tarancón se corresponden con una pirámide. La base es el rectángulo de las andas, y la cúspide el extremo de la cruz, mientras que las aristas formadas por el mismo madero, la escalera, y las pértigas que sujetan los sayones, convergen hacia un punto, que es el rostro de Cristo. La disposición no es casual. Se quiso buscar ese efecto, para que las personas que contemplen la escena dirijan su mirada hacia la cara del crucificado. Para marcar aún más las líneas ascendentes tenemos a todos los personajes (excepto al Buen Ladrón) mirando hacia arriba, lo cual también invita a los espectadores a seguir la actitud de los personajes, involucrándose personalmente en la escena.

En segundo lugar, con la estructura en forma de pirámide se quiere reflejar una clara separación entre dos realidades: la humana y la divina. La realidad divina está en un plano superior, representado en la figura de Cristo que destaca sobre las demás al alzarse sobre el madero. La realidad humana, terrenal, es representada por el resto de personajes, que se sitúan en una plano inferior, sobre el suelo. La sensación de ascensión de la Cruz de Cristo, que está siendo colocada en posición vertical, acentúa aún más la idea de separación entre lo divino (Cristo que se eleva hacia el cielo) y lo humano (el resto de personajes que pisan la tierra).

Los personajes secundarios que integran el paso quieren representar a la Humanidad redimida por la sangre de Cristo. Y para recalcar la idea redentora del crucificado que preside el paso, se quiere hacer presente que Cristo redime a la Humanidad de todos los tiempos, de antes, durante, y después de su venida al mundo. El alto sayón vestido de verde es un anciano de fino rostro. Este anciano, que ayuda a elevar la cruz con una pértiga, simboliza a la Humanidad antigua, a todas las personas que vivieron antes que Cristo naciera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Justo debajo de la Cruz, soportando la mayor parte del peso del madero, figura otro sayón, de fuerte complexión, que empuja con su hombro y sus manos. Es un hombre adulto y representa a la Humanidad contemporánea de Cristo.

Y al pie de la Cruz, en la delantera del paso, tenemos a un niño genuflexo. Sujeta en sus manos el martillo y un puñado de clavos, y mira extasiado a Cristo agonizante. Este niño representa a la Humanidad más joven, a todos los hombres que hemos vivido y vivirán después de Cristo. Por ser la nueva Humanidad, la de la Nueva Alianza, la que está por venir, se la representa en figura de niño.

Deja un comentario

Archivado bajo Monografías

Pasos de la Exaltación de la Cruz en España (XIX). Zaragoza

El artista zamorano Ricardo Flecha realizó el grupo escultórico de la Exaltación de la Cruz de Zaragoza (1992-1993). Como es propio en su obra, las imágenes son de rasgos duros y marcados, casi expresionistas. Destaca en el conjunto la intencionada fealdad de los sayones, de actitudes incluso grotescas, con las que el autor quiso expresar de forma viva la maldad de los verdugos de Cristo.

El crucificado se eleva en una cruz que se ladea hacia su derecha de forma inestable. La tarea la asumen tres sayones, uno tirando con soga desde el frente, otro empujando con el hombro bajo el madero y un tercero que hurga con una barra en la base de la Cruz para que entre en el agujero. Estos tres sayones quieren representar las tres edades de los hombres (juventud, madurez y vejez). Las esculturas están realizadas en madera de tilo policromada.

El paso desfila en su propia procesión particular del mediodía de Jueves Santo, y en la Procesión General del Santo Entierro el Viernes Santo por la tarde-noche, sacado por su Cofradía de la Exaltación de la Cruz, sobre carroza de ruedas empujada por doce cofrades.

Deja un comentario

Archivado bajo Monografías